La mente es agua, el pensamiento el río.

Por el tiempo camina nuestro pensamiento. Es el canal por el que nuestra mente fluye. Como un río, qué no es río si no mar cuando no es contenido por su cauce. Por qué no hay río sin orillas ni orillas sin río. No hay pensamiento sin tiempo, ni tiempo sin pensamiento. Extrema dependencia. Eso... Leer más →

Humo

Perseguir el horizonte y darse por vencido. Darse cuenta de que no hay fin es un sentimiento contradictorio de alivio y frustración. Ansiamos y a la vez tememos el final. Porque no se puede querer algo sin temer lo contrario en la misma proporción. Todo potencial es binario. Cocinamos en casa frágiles finales puramente imaginados... Leer más →

Algo nuevo y de verdad

Ninguna de las opciones que me dieron consideré mía. En el catálogo dispuesto para todos y cada uno no encontré mi  oferta y no entendí  mi parte. El juego no tenía sentido. Vacío de sentido pues el camino debió ser andado por narices. Creciendo sin crecer, aprendiendo sin aprender y ganando sin ganar. Pero también... Leer más →

El intercambio

Lo importante no son las cosas si no las interacciones entre las cosas. Y no debemos interpretar una interacción como una cosa porque volveríamos al principio de esta misma frase. Se requiere abstracción. Interacción como intercambio mutuo, nunca unilateral, fluctuación constante que permanece en movimiento creando la ilusión de dos extremos que limitan la interacción... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑