El abuso animal es cultura

Noticia: “Un caballo muere en la feria de abril sin comer ni beber nada todo día”

A no ser que se parta de premisas supremacistas, utilizar animales en festividades humanas es irrefutablemente despreciable. Que sufran, o no, es completamente irrelevante además de enfermizo el mero planteamiento. Más allá del maltrato que pueda ejercer el ser humano sobre ellos, lo más importante es que no hay consentimiento por su parte. Punto.

Dicho esto, las interpretaciones que se hacen sobre lo ético de la cuestión con respecto al uso de animales para nuestro ocio, son puras justificaciones de bajo nivel racional y alto grado de egoísmo cultural emotivo y casposo. Justificar el uso de animales para el ocio del ser humano, como podría ser un “simple” e “inocente” zoológico, no dista mucho de lo que vendría siendo justificar la esclavitud. Y, como ya he dicho, esta afirmación solo puede ser puesta en cuestión desde un punto de vista supremacista.

Es repugnante la capacidad que tiene parte del ser humano para aprovecharse de los puntos ciegos para, así, nutrirse de la debilidad ajena, sobretodo, cuando el otro no puede quejarse o cuestionar  la situación. Que un ser vivo no sea capaz de comunicarse para expresar su desacuerdo es suficiente coartada para que el humano se otorgue automáticamente la legitimidad para aprovecharse de él. Amparándose en una ley divina entregada al hombre a través Darwin y que lleva el nombre de “ley del más fuerte”, el humano se eleva por encima con inocente prepotencia. Como si fuéramos la peor criatura jamás imaginada por algún escritor de novelas del terror más sádico, algunos seres humanos, elevamos a nivel de “arte” la tortura de un ser vivo incapaz, ya no solo de defenderse, si no de negarse a ser concienzudamente torturado ¡Arte! dicen… Plenamente integrado en el inconsciente colectivo y culturalmente aceptado incluso por nuestras leyes… Somos el psicópata más sádico que nuestra propia mente pudiera imaginar, porque no solo cometemos atrocidades, si no que nos reforzamos y reafirmamos como sociedad a través de ellas y lo llamamos alegremente “tradición”. La avaricia nuestra supera ya la dimensión material para alcanzar una dimensión simbólica, donde ya no solo queremos tener y retener, si no que queremos sentir el poder que emana de la sensación de superioridad a través de la pura dominación y el sometimiento. Es tal el alcance de nuestro mal, que somos la única especie capaz de comprender la maldad y crueldad de nuestros propios actos, más allá de la dimensión instintiva y, aun así, perpetrarlos. La consciencia conlleva una gran responsabilidad y, con ello, una gran culpa.

De verdad, ¿tanto poder tiene la palabra “tradición” como para soportar el peso de tanto sufrimiento? En realidad, la “tradición” no es más que ego colectivo luchando por reafirmarse y perpetrar su identidad y, lamentablemente, el ego es lo más fuerte que existe.

4 comentarios sobre “El abuso animal es cultura

Agrega el tuyo

  1. Me remonta tu opinión sobre el articulo al tema central de mi tesis que es el antropomorfismo, que igualmente es una forma de maltrato que ejercen los humanos sobre los animales de compañía, , que en pocas palabras es una forma de humanizar, ¿por que lo relaciono con tu opinión? si te das cuenta, las personas que están defendiendo a los animales de compañía, caen en una contradicción, que desde mi punto de vista me parece terrible y preocupante a la vez, ya que están en contra de cualquier tipo de maltrato hacia los animales, si, esta bien, pero no se dan cuentan que con sobre proteger y amar demás a sus propias mascotas les están causando daño, no es necesario que se les den a los animales trato de humanos, con ello les causan daño y les da ansiedad a los animales, hay dejarlos ser simplemente animales de compañía, es decir, nuestras mascotas, para que darles un trato como si fuesen un humano mas.

    Le gusta a 1 persona

      1. Tesis para titularme de la licenciatura de Filosofía, y pues me intriga mucho como algunas personas humanizan a sus mascotas, dicen quererlos y cuidarlos, pero, ¿realmente les están haciendo un bien?, es un tema que da mucho de que que hablar y que tiene muchas vertientes, me llamo mucho la atención esta parte que dices en tu opinión, lo cito:
        ” La avaricia nuestra supera ya la dimensión material para alcanzar una dimensión simbólica, donde ya no solo queremos tener y retener, si no que queremos sentir el poder que emana de la sensación de superioridad a través de la pura dominación y el sometimiento. “

        Me gusta

  2. Me remonta tu opinión sobre el articulo al tema central de mi tesis que es el antropomorfismo, que igualmente es una forma de maltrato que ejercen los humanos sobre los animales de compañía, , que en pocas palabras es una forma de humanizar, ¿por que lo relaciono con tu opinión? si te das cuenta, las personas que están defendiendo a los animales de compañía, caen en una contradicción, que desde mi punto de vista me parece terrible y preocupante a la vez, ya que están en contra de cualquier tipo de maltrato hacia los animales, si, esta bien, pero no se dan cuentan que con sobre proteger y amar demás a sus propias mascotas les están causando daño, no es necesario que se les den a los animales trato de humanos, con ello les causan daño y les da ansiedad a los animales, hay dejarlos ser simplemente animales de compañía, es decir, nuestras mascotas, para que darles un trato como si fuesen un humano mas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: