La singularidad

En realidad, seguimos en aquel momento donde todo empezó. Viviendo nuestra realidad consciente en una línea temporal continua pero comprendida y embebida en un solo momento singular perfecto y completo. El mismo e invariable instante en que todo empieza y termina. La singularidad. El universo contenido en la eterna duda de la existencia. Atrapado en la duda del ser y el no ser, del todo y la nada, del bien y el mal, de la materia y la antimateria y del pasado y el futuro. De la subjetividad.  La base de todo es esa dualidad que sigue en choque y genera la vibración de la que todo se compone y la física estudia. Lucha de atracción y repulsión en este eterno momento vivido como una historia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: